LOS VALORES INSTITUCIONALES COMO FUNDAMENTO DE LA PUCE-SI

Los valores que se fomentan en la PUCE-SI son desarrollados y perfeccionados por cada persona a través de su experiencia. Sin embargo los docentes contribuyen significativamente en la formación integral de los estudiantes.
Agustín Ortega, docente de la Sede expresó: “Todos debemos luchar por la paz, por la justicia, por un mundo más fraterno, que es lo que Dios quiere, yo en ese sentido planteó espacios de solidaridad para que todos los que conformamos la PUCE-SI practiquemos de igual manera los valores”
Los valores institucionales que la PUCE-SI maneja son caridad evangélica, responsabilidad, puntualidad, mejoramiento continuo, disposición al diálogo, orientación al servicio, respeto a la dignidad humana y trabajo en equipo, todos ellos importantes para mejorar la sociedad en la que vivimos dijo Francisco Alarcón, estudiante de jurisprudencia.
Es importante que cada una de las personas se involucre personal y socialmente, trabajando en el desarrollo humanístico, en el que se refleje el amor, con el fin de descubrir la felicidad en uno mismo, para compartir con los demás.

(VIDEO)Para saber más del tema, entrevistamos al Ph.D Agustín Ortega del departamento de Misiones Universitarias que ampliará el tema:  https://www.youtube.com/watch?v=8mnz3Nmjjr0

 

Niñez se beneficiará de convenio

El 21 de abril, a través de la firma del convenio de la Diócesis de Ibarra y la Universidad Católica del Ecuador sede Ibarra que servirá de cooperación entre las dos instituciones.

El objetivo del convenio radica en la gestión para la participación de estudiantes para  que realicen sus prácticas en actividades gastronómicas, la cual contará con el apoyo de la Diócesis para la realización de las actividades.

En este acuerdo compromete a asignar un coordinador interinstitucional para la ejecución de las actividades, donde los estudiantes voluntarios acreditados deberán diseñar una guía de alimentación saludable para niños, capacitar mediante charlas de nutrición para niños y su familia.

El acto contó con la participación del coro de niñas del Santísimo Sacramento de Cotacachi, quienes dejaron su sonrisa y amor plasmado en canciones que llenaron de alegría la sala.

En el evento estuvieron presentes: la PhD. María José Rubio, Pro rectora de la sede universitaria, Mons.Valter Maggi, Obispo de la Diócesis de Ibarra, el Dr. Miguel Naranjo, Rector de la Universidad Técnica del Norte, y autoridades de la Casona Universitaria.

LA CARIDAD EVANGÉLICA EN LA PUCE-SI

El amor es una característica propia del ser humano, todos estamos en la capacidad de hacer y nos movernos por tres virtudes esenciales que son: la creencia, la inteligencia y el amor en la facultad volitiva son las virtudes que caracterizan al ser humano de otro ser vivo.

La caridad, la virtud del amor trascendida al campo sobrenatural, Cristo a través del bautismo por la gracia sacrificante eleva esa cualidad que tenemos como potencia en la naturaleza que eleva al orden trascendental para tener un valor sacrificante, entonces la caridad es una expresión del amor pero desde el punto de vista de la revelación de jesucristo.

La caridad evangélica es la vivencia trascendental del elemento fundamental que es la esencia de lo divino que es el amor, Dios es amor, es la manera como ahora nosotros vivimos este sentimiento, cuando nos miramos desde un punto de vista puramente humanístico es decir, nos amamos los unos a los otros, porque somos seres humanos y nos aceptamos tal y como somos y cuando amamos a otro ser humano como hijo de Dios, eso es la caridad evangélica.

El amor lo podemos practicar todos, aunque con esta palabra decimos muchas cosas, pero es una característica globalizada para todos, pero muchos no viven la caridad porque para esto se requiere el sacramento del bautismo, es decir una persona no bautizada puede tener un amor impresionante y puede prestar ese amor impresionante sobre otros seres humanos, sin distinción de ninguna magnitud, pero no puede vivir la caridad evangélica, porque se supone que esta característica nos da el estado sobrenatural que es el bautismo.

Cómo vivimos la caridad evangélica,  sí somos cristianos, si estamos bautizados y que el amor no se traduce solamente en una realidad a ras de tierra sino que sea una realidad que me lleve a trascender, es decir yo no te amo a ti porque me caes simpático, no te amo por estoy de acuerdo contigo, porque tenemos intereses comunes, sino que te amo porque Dios también te ama y como él te ama, yo tambien te amo con esa misma dimensión.

Toda la comunidad de la Puce-Si  debemos desarrollar el hábito de practicar las virtudes para afianzar nuestra caridad evangélica. Sin la caridad ninguna de las virtudes tiene validez, debemos aprender a mirar al otro como un hijo de Dios, por lo que se requiere ejercicios espirituales, algo que sea desde la amabilidad, del saludo hasta la cortesía que tenemos que hablar. Para así, ir formando y construyendo día a día nuestra caridad evangélica.