Judith y su pasión por la literatura

En el pasillo de la Escuela de Comunicación Social se encuentra Judith Bayas estudiante de 6to nivel de esta carrera, sentada mientras escribe en una libreta una sonrisa se dibuja en su rostro y nos cuenta de su mayor pasión.

El amor hacia las letras surgió cuando ella tenía apenas 9 años de edad, desde entonces más de una década después sigue escribiendo con esa misma emoción que al principio, teniendo como influencia a escritores como Becquer y  Benedetti. Desde sus inicios hasta hoy Judith sigue con esa inspiración que la sigue motivando a escribir.

Día a día va perfeccionando su técnica  aplicando este arte  a su carrera que es el periodismo en especial a las crónicas y reportajes que son los géneros que le permiten ser ella mismo.

Como anécdota nos cuenta que un día estando en un restaurante tuvo un momento de lucidez y creatividad y empezó a escribir en una servilleta que tenía a lado, pero al llegar a su casa se dio cuenta que la había perdido.

A un año de culminar su carrera de comunicación social Judith se proyecta como una artista independiente sin desvincular el periodismo como profesión. Entre sus metas más grande esta publicar un libro de su autoría, en el cual ya se encuentra trabajando que es un compilado de poesía.

AMAR COMO ADOLESCENTE

Quisiera a veces,

volver a amar como adolescente.

Sin límites y con locura,

con inocencia y sin dolor.

Volviendo los ojos a mi amado,

buscando reciprocidad de cariño.

Jugando con nuestros labios,

y creando mundos al besarnos.

Correr por el camino del amor,

sin miedo a tropezar.

Creyendo cada "te quiero ",

e imaginando un futuro de los dos.

 

Quisiera amar como adolescente

y perdonar como un niño.

Sentir como mujer,

sin reflexiones de adulto.

Renovar el mundo con un abrazo

y soltar a llorar cuando se aleja.

Vivir el segundo intocable

de las manos entrelazadas

y los corazones palpitantes.

Quisiera volver a pelear

porque no me llama.

Y renunciar a rencores

al mirar sus ojos.

Tener su cuerpo junto al mío,

sin sentir lujuria, solo pasión .

Pasión de amar a quien te ama,

sin los bajos deseos de ser suya.

Quisiera volver a amar como adolescente,

sin caprichos, sin recelos .

Sin mentiras, sin etiquetas de profesión.

Sin marcas de edad ,

sin límite económico,

sin preferencia familiar.

Quisiera amar como lo amé

sin pensar en el mañana .

Pura y locamente enamorada

de aquel niño que marcó mi ayer.

Quisiera,

mas no puedo.

Judith Bayas J.