Fe y razón, las dos alas para elevarse a la verdad

Fe y razón, las dos alas para elevarse a la verdad


La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad. (Juan Pablo II).


Es así como la fe, ni la religión impide que las religiosas se formen en las universidades con la finalidad se servir mejor al pueblo de Dios.


Sor Patricia Caicedo, religiosa de las Hermanas de San Francisco de Sales, estudió en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Ibarra, en el periodo de 1990 a 1995, obteniendo la licenciatura en Ciencias de la Educación Especialización docencia Pre-Primaria.


Luego pasó a ejercer el cargo de maestra en el Jardín de Infantes “Alfonso Barba”, por un periodo de cinco años. Seguidamente fue trasferida a San Isidro por otros cuatro años en el que también se desempeñó como maestra del Jardín “San Francisco de Sales”, en la provincia del Carchi.


En medio del estudio ella ha sabido combinar y cultivar la vida espiritual, entretejiendo la cultura y la fe que son las dos alas que nos llevan a Dios, como Dijo el Papa Juan Pablo II.


Entre el año 2012 y 2013, trabajó como docente en la escuela Bernardino Echeverría Ruíz, en la Parroquia Gonzáles Suarez.
Actualmente, elabora la tesis de la Maestría en Ciencias de la Educación que cursó entre 2011 y 2014, en la PUCE-SI.


Pero equilibrar la educación, el trabajo apostólico y la oración no ha sido difícil porque la comunidad la ayudó, al ser flexibles en los horarios para ejercer las obediencias que le han pedía y llevar adelante el estudio sin dejar de lado la santa misa, la oración diaria, la lectura que cultiva la mente, el corazón y el amor ardiente a las almas, niños, jóvenes y adultos.


Para Sor Patricia “estudiar le abre la mente, el corazón y es un compromiso de dar gratuitamente lo que gratuitamente ha recibido a los demás”.