VISIÓN DE FUTURO:

La PUCE, es el referente nacional en formación integral e inclusiva con impacto social. La innovación, agilidad y compromiso identifican su cultura organizacional.
Es reconocida internacionalmente por su producción científica y la calidad de sus estudiantes y docentes.

MISIÓN

La PUCE:

a) es una comunidad académica que, de modo riguroso y crítico, contribuye a la tutela y desarrollo de la dignidad humana y de la herencia cultural mediante la investigación, la docencia y los diversos servicios ofrecidos a las comunidades locales, nacionales e internacionales

b) presta particular atención a las dimensiones éticas de todos los campos del saber y del actuar humano, tanto a nivel individual como social. En este marco, propugna el respeto a la dignidad y derechos de la persona humana y sus valores trascendentes, apoya y promueve la implantación de la justicia en todos los órdenes de la existencia, promueve la preservación del medio ambiente y el respeto a la vida

c) goza de la autonomía inherente a su condición de universidad, que le es necesaria para cumplir sus funciones eficazmente. Ejerce dicha autonomía con responsabilidad, y consiguientemente cumple con la rendición social de cuentas, tal y como lo determina la Ley

d) garantiza a sus miembros la libertad académica, salvaguardando los derechos de la persona y de la comunidad dentro de las exigencias de la verdad y del bien común

e) dirige su actividad hacia la formación integral del ser humano. Por ello trata de formar a sus miembros intelectual y éticamente para el servicio a la sociedad en el ejercicio profesional y en el compromiso con el desarrollo sustentable del país

f) pretende la integración del saber mediante el examen de la realidad con los métodos propios de cada disciplina académica y propiciando, al mismo tiempo, el diálogo entre estas para que se enriquezcan mutuamente

g) promueve el compromiso de todos los miembros de la comunidad universitaria para la consecución de los fines institucionales a través del diálogo y la participación, de conformidad con el presente Estatuto
h) como universidad particular ofrece una alternativa específica en el ámbito académico conforme a su propio Estatuto y reglamentos, e

i) como universidad católica, se inspira en los principios cristianos; propugna la responsabilidad del ser humano ante Dios, el respeto a la dignidad y derechos de la persona humana y a sus valores trascendentales; apoya y promueve la implantación de la justicia en todos los órdenes de la existencia; propicia el diálogo de las diversas disciplinas con la fe, la reflexión sobre los grandes desafíos morales y religiosos, y la praxis cristiana.

 PRINCIPIOS FORMATIVOS

  • La integración del saber

Que hace de la práctica colectiva y del diálogo interdisciplinario el medio idóneo para desarrollar pensamiento, ciencia y tecnología que responda al carácter multidimensional de las necesidades y problemas que afectan a poblaciones y sociedades del pensamiento y del conocimiento en los diseños curriculares, promoviendo la formación de profesionales especializados en sus respectivos campos, pero con suficientes conocimientos y experiencias prácticas con colegas especializados en otros campos, para ser capaces de reconocer la importancia de una idea y sus implicaciones prácticas

  • Centralidad en la persona del estudiante

Que direcciona la planificación curricular de modo que en los procesos de aprendizaje-enseñanza se considere la formación de cada estudiante como un medio para que pueda reconocerse como ser humano responsable y capaz de transformar sus condiciones de vida conforme a sus propias elecciones, saberse miembro de colectividades mayores que requieren de su pensamiento, acción y participación para alcanzar propósitos sociales, y sentirse heredero de una historia y una cultura que no está para erigirse a perpetuidad, sino para servir de experiencia que amplíe las posibilidades de realización para todos los seres humanos.

VALORES INSTITUCIONALES:

  1. La responsabilidad del ser humano ante Dios

Este valor implica el respeto a la dignidad de la persona humana y a sus valores trascendentales; el diálogo de las diversas disciplinas con la fe, la reflexión sobre los grandes desafíos morales, religiosos y la praxis cristiana de sus miembros. Son valores cristianos, entendiéndolos como la fuente primordial y última de su misión.

  1. La excelencia académica

Es garantía de una educación integral de calidad

  1. El respeto

Consiste en el ambiente que asegure un ejercicio libre, cordial, transparente y pluralista de la docencia, la investigación, la gestión y la vinculación con la colectividad.

  1. La confianza mutua

Se ejerce entre los miembros de la comunidad universitaria que favorezca el intercambio libre de conocimientos, quehaceres, sensibilidades y valores que contribuyan al desarrollo integral de todos sus miembros.

  1. La equidad y la justicia

Impregnan la convivencia institucional, y se reflejan en la aplicación de procesos e interacciones equitativas, ordenadas, oportunas, eficaces y eficientes.

  1. La responsabilidad compartida

Involucra a todos sus miembros personal y colectivamente en el logro de los fines institucionales de acuerdo con su misión, visión, planes estratégicos y operativos.

  1. El reconocimiento del otro

Se refiere a la identidad, dignidad, libertad, preferencias, privacidad y derechos de las personas.

  1. La valoración académica

Significa el reconocimiento, cuidado y difusión de los resultados de las investigaciones académicas, científicas y técnicas que se generen de modo creativo en la institución.

  1. La transparencia

Implica el rechazo absoluto de prácticas académicas inaceptables como: parafraseo, connivencia, citación imprecisa, omisión, suplantación, plagio, asistencia humana o técnica prohibida, piratería, desconocimiento de derechos de autor, fraude, sabotaje, sustracción, alteración, etc.

10. El respeto a la vida

Incluye el cuidado y preservación del medio ambiente.