El Departamento de Misiones Universitarias es un área donde se ofrece a la comunidad universitaria un espacio de encuentro de fe con el evangelio de Jesucristo

Presentamos una breve reseña de las tareas que gestiona el Departamento de Misiones Universitarias:

QUIÉNES SOMOS

El Departamento de Misiones Universitarias es una área donde se ofrece a la comunidad universitaria un espacio de encuentro de fe con el evangelio de Jesucristo, con la posibilidad de complementar su formación académica con actividades religiosas, formativas y solidarias, que tienen como objetivo la vivencia de la fe católica y rescatar la dignidad de la persona a través de los valores cristianos, evidenciando de esta manera un espíritu familiar y de unidad.

ESPÍRITU DE MISIONES UNIVERSITARIAS

El espíritu de misiones universitarias está unido al espíritu de nuestra Universidad que, tomando como modelo a Cristo, es vivir un Humanismo Cristiano en todos los ámbitos del vivir universitario; de esta manera se busca “coordinar el estudio académico y las actividades académicas con los principios religiosos y morales, integrando de esta manera la vida y la fe”

OBJETIVOS

Objetivo General

Garantizar de forma institucional una presencia cristiana en el mundo universitario frente a los grandes problemas de la sociedad y de la cultura, de tal modo que todas las actividades que se realicen estén referidas a la perfección integral de la persona humana, al bien de la comunidad y de toda la sociedad.

Objetivos Específicos

  • Dar a conocer las actividades del departamento de Misiones Universitarias.
  • Promover los servicios y actividades que el Departamento ofrece a la comunidad Universitaria.
  • Generar espacios de encuentro en la Comunidad Universitaria para descubrir y poner en práctica la vivencia de valores.
  • Brindar espacios que permitan interiorizar y profundizar la vivencia de la fe en la comunidad Universitaria.
  • Lograr una formación integral y colectiva generando un espíritu de generosidad y colaboración con la comunidad.

 

“EX CORDE ECCLESIAE” SOBRE UNIVERSIDADES CATÓLICAS

Constitución Apostólica del Sumo Pontífice Juan Pablo II sobre las Universidades Católicas

Fragmentos de la encíclica que hace referencia al Departamento de Misiones Universitarias

  • “La misión fundamental de la universidad es la constante búsqueda de la verdad mediante la investigación, la conservación y la comunicación del saber para el bien de la sociedad. La universidad católica participa en esta misión aportando sus características y su finalidad”.
  • “Nacida del corazón de la iglesia, la universidad católica se inserta en el curso de la tradición que se remota al origen mismo de la universidad como institución, y se ha revelado siempre como un centro incomparable de creatividad y de irradiación del saber para el bien de la humanidad”.
  • “Es esencial que nos convenzamos de la prioridad de lo ético sobre lo técnico, de la primacía de la persona humana sobre las cosas, de la superioridad del espíritu sobre la materia. Solamente servirá a la causa del hombre si el saber está unido a la conciencia”.
  • “El investigador cristiano debe mostrar cómo la inteligencia humana se enriquece con la verdad superior, que deriva del evangelio”.
  • “La comunidad universitaria está animada por un espíritu de libertad y de caridad, unida a la persona y el mensaje de Cristo. Cada miembro de la comunidad coadyuva para promover la unidad, manteniendo y reforzando el carácter católico de la institución”.
  • “Los docentes cristianos están llamados a ser testigos y educadores de una auténtica vida cristiana, que manifiesta la integración entre fe y cultura, entre competencia profesional y sabiduría cristiana”.
  • “Los estudiantes deben continuar la búsqueda de la verdad y de su significado durante toda la vida, siendo capaces de formarse un juicio personal y cultivar el sentido religioso, moral y social. Deben ser conscientes de la seriedad de su deber y sentir la alegría de poder ser el día de mañana líderes calificados y testigos de Cristo en sus lugares de trabajo”.

CONOCE NUESTRA HISTORIA

El Centro de Acompañamiento al Desarrollo Integral y Espiritual (CADIE) se creó en el año de 1995, cuando la orden de los Jesuitas, administradores de la PUCE (Pontificia Universidad Católica del Ecuador) decide entregar la administración de la sede de Ibarra a la Institución Id de Cristo Redentor, Misioneras y Misioneros Identes, a través de un convenio entre las autoridades de ambas instituciones.

Hasta este año la universidad no disponía de un departamento que se encargue del desarrollo integral de los estudiantes, ni de la labor apostólica y pastoral de la Universidad. Al llegar los Misioneros Identes a la Universidad se cristalizó la idea de crear e implementar un departamento que cumpliera con estas características. Por lo tanto, se crea el CENTRO DE ACOMPAÑAMIENTO AL DESARROLLO INTEGRAL Y ESPIRITUAL que, por sus siglas, se le conocía como el CADIE.

El CADIE tenía como objetivo general: lograr que la comunidad universitaria alcance la excelencia integral, a través del descubrimiento y aplicación de valores para construir su proyecto de vida y mejorar su entorno. Y como objetivos específicos: generar espacios de encuentro en la comunidad universitaria, para descubrir la vivencia de valores que permitan mejorar las relaciones inter-personales, ofrecer un acompañamiento personal eficaz y eficientemente e integrar a toda la comunidad universitaria.

En sus diferentes áreas, como lo era el área académica, el área social, el área de desarrollo espiritual, área de actividades recreativas, área social y área sacramental, se establecían la realización de talleres que estuviesen vinculados a su ámbito. Por ejemplo, talleres de espiritualidad de análisis antropológico–teológico, de desarrollo de la personalidad, etc. Y todos aquellos que, por su carácter humanístico, puedan ser ejecutados desde el CADIE como los talleres de poesía mística, de oración y de estudio bíblico.

Las actividades anteriormente mencionadas estaban a disposición de los estudiantes de la escuela “Particular La Victoria”, anexa a la PUCE SI y, en general, a toda la comunidad universitaria incluyendo a los estudiantes del Campus Tulcán.

En referencia a las actividades que tenían vinculación directa el CADIE con la universidad estaban la elaboración de las Programaciones Académicas, así como dictar clases de: Praxis Cristiana en todas las carreras de la Universidad, asignatura que, con el tiempo, cambió de nombre y de temática y se llamó Proyecto de Vida I y Proyecto de Vida II. Esta materia, fue abordada en dos semestres, en los que se proyectaba ir formando un espíritu reflexivo, tomando a Cristo como Modelo de Vida. Materia que más tarde cambió de nombre para homologarse con la PUCE Matriz y se llamó, como hasta la presente fecha, Jesucristo y la Persona de Hoy I y Jesucristo y la Persona de Hoy II. Otra materia era Doctrina Social de la Iglesia, que fue sustituida por Ética Personal, Social y Profesional II; puesto que en esta materia se abordaban elementos sociales que la Iglesia Católica recomienda en esta área; la materia de Ética Profesional era abordada en todas las carreras y más adelante es llamada Ética Personal, Social y Profesional I y Ética Personal, Social y Profesional II, la cual ha dado un giro que permite abordar la ética no sólo para el campo profesional, sino adicionalmente en el ámbito personal y social.

En el año de 2002 el departamento, que hasta el momento se le conocía por sus siglas CADIE, debido a un acople entre el nombre y las actividades que normalmente desarrollaba, pasó a llamarse como actualmente se le conoce con el nombre de Departamento de Misiones Universitarias, tomando en cuenta que la universidad debe promover la fe en toda la comunidad universitaria.

En el año 2004, en el que se conformó el Colegio Particular “La Victoria”, éste adquiere independencia del Departamento de Misiones universitarias en lo que concernía a la planificación de la programación y proyectos de desarrollo de las clases de la materia “Cultura Religiosa”. Adicionalmente se realizaban actividades que tenían relación con el área académica, área de desarrollo espiritual, área sacramental y el área de actividades culturales y recreativas. Estas actividades fueron cubiertas por la Pastoral.

ÁREA ACADÉMICA Y DE FORMACIÓN

Objetivo

Formar humana y espiritualmente a los estudiantes a través de las asignaturas académicas, para restaurar la vida personal y familiar y así construir e impulsar la transformación de la sociedad.

Las asignaturas que son del área Humanística; son impartidas a todas las carreras que oferta la PUCE-SI.

Jesucristo y la Persona de Hoy I.

Descripción de la materia:

Como parte de la formación integral de los profesionales es fundamental formarse en el aspecto humano, psicológico y espiritual, a través del modelo humanístico de Cristo, por lo que es necesario conocer la figura de Cristo, como modelo de vida y conocer su obra mediante las diferentes labores que realiza la iglesia.

Jesucristo y la Persona de Hoy II.

Descripción de la materia:

El tema de “Criterio de Credibilidad y el Don de la Fe”, se puede decir, tiene como objeto el estudio de los argumentos apropiados para la defensa sistemática de la fe, mediante la apologética. El texto nos plantea retos para ubicarnos en el contexto de la fe, a través de argumentos de carácter psicológico, pedagógico, social y emocional.

Ética Personal, Social y Profesional I

Descripción de la materia:

Consta de cuatro partes:

  1. Introducción a la Ética: una descripción de lo que es la Ética, su concepto, su fin y sus principios.
  2. Ética personal: definición de la persona humana en relación con Dios.
  • La libertad: trata de los condicionamientos de la libertad, lo que significa ser libre
  1. Talleres: el aborto y la eutanasia, etc.

Ética Personal, Social y Profesional II

Descripción de la materia:

Ética Personal, Social y Profesional II permite complementar el proceso de formación integral que brindan las materias humanísticas, fundamentando la actuación moral de la vida social en los principios de la Iglesia Católica y en la propuesta filosófica Idente “Modelo Genético”.

Las siguientes asignaturas que son del área formadora son impartidas en las carreras de Comunicación Social y Arquitectura.

Antropología Filosófica

Descripción de la materia:

La materia de antropología está orientada a poner los fundamentos antropológicos de la comunicación. Se tocan cuatro temas fundamentales de la antropología, que corresponden a los cuatro capítulos del texto base. El primero toca el tema del origen del hombre para llegar a formular una concepción del hombre desde su origen. El segundo capítulo toca el tema del conocimiento, su origen y proceso, para tocar los problemas fundamentales que se debaten hoy sobre la verdad, la fe y la ciencia. El tercer capítulo estudia el fenómeno de los lenguajes y la comunicación humana desde el fundamento antropológico. El cuarto capítulo comprende una teoría de la cultura para entender la vida social, la historia y el acontecer de la vida diaria.

Antropología cultural I y II

Descripción de la materia:

Esta materia se centra en el deseo de actualizar los conocimientos en los estudiantes, la reflexión sobre la vida humana y la cultura, en sus estratos y sus diferentes manifestaciones, ya que <<se puede vivir sin conocer la vida, pero no se puede desconocer la cultura ni se puede conocer la vida sin REFLEXIONAR sobre la cultura>>.

El temario de la asignatura se distribuye en cuatro bloques temáticos, articulados en torno a los puntos centrales de la esencia del hombre y de su obrar cultural. En el primero de ellos se hace una introducción a la cultura y su naturaleza. El segundo se centra en las facultades operativas humanas y que marcan las diferencias del hombre con el resto de los vivientes: ANTROPOLOGÍA CULTURAL. En el tercer se estudian los aspectos centrales del hombre como persona y, como tal, su ámbito de convivencia: la CIVILIZACIÓN y la CULTURA Por último, se estudia el origen y el PRODUCTO CULTURAL HABITACIONAL de la persona humana: LA ARQUITECTURA.

Se espera que la modalidad de estudio modular le lleve al estudiante a indagar, investigar y aplicar cada contenido en el campo de su desempeño, para perfeccionar y mejorar las interrelaciones personales y sociales de la arquitectura social, así como la producción del conocimiento y la optimización del aprendizaje.

Como acceder a los servicios en el Área Académica.

  • Las materias humanísticas (Jesucristo y la Persona de Hoy I y II, Ética Personal, Social y Profesional I y II son de carácter obligatorio en todas las carreras, por lo que pueden acceder todos los estudiantes que se encuentren matriculados en la PUCE-SI. De igual forma, los estudiantes que se encuentren matriculados en las carreras de Arquitectura y Comunicación Social tienen que tomar las materias de Antropología Social y Cultural I y II, Antropología Filosófica, respectivamente.
  • Los alumnos que han cumplido los prerrequisitos en las materias humanísticas de Jesucristo y la persona de hoy I, Jesucristo y la Persona de hoy II, deberán complementar la labor de clase con las prácticas en actividades vinculadas con la sociedad.